posturologìa - RMP metodo di rocca

Vaya al Contenido

Menu Principal:

posturologìa

Postura

Posturología

La Posturología es la ciencia que estudia y mide el equilibrio  estático - postural de nuestro cuerpo.
Lo relaciona con el ojo,  la boca y el pie para verificar si están en equilibrio entre sí. En caso de constatarse alguna alteración, analiza qué ha provocado ésta en el Sistema Tónico Postural y corrige cada uno de los factores patológicos.

Desde el punto de vista terapéutico, la Posturología es un sistema preventivo y curativo de las manifestaciones más frecuentes de las alteraciones posturales:

Cefaleas y migrañas
Dolores de espalda
Dolores de las extremidades superiores
Ciáticas
Vértigos
Acúfenos
Artralgias
Mialgias
Con la evolución de la especie, el ser humano pasó de cuadrúpedo a bípedo; y así cambió la estructura de su esqueleto y la forma de sus órganos. Por ello, los músculos, las articulaciones y los sistemas, tuvieron que adaptar su funcionamiento.

La disciplina médica llamada Posturología es la que se encarga de estudiar la fisiología postural y sus alteraciones.
La postura estática está regulada por un sistema feedback muy complejo que obtiene información del medio interno y externo y la envía al cerebro (Sistema Nervioso Central), en cuyos centros se elabora la repuesta para que las cadenas musculares tengan la misma tensión o tono muscular en ambos lados, para así poder mantener el cuerpo erecto, de tal modo que todos sus órganos y sistemas funcionen bien, equilibrados e interrelacionados.

Para recibir y enviar esta información al SNC existen una serie de receptores propioceptivos. Los más importantes son los del pie, el ojo, la epidermis, los músculos y el sistema vestibular.
El sistema masticatorio no es un verdadero receptor postural, pero sí un alterador de la postura. Cuando la mandíbula —único hueso de este sistema que tiene gran capacidad de movimiento y de adaptación y cambio— altera su posición, se instaura un desequilibrio local que provocará un apretamiento involuntario de los dientes (bruxismo),  hiperactividad muscular cráneo–cérvico-facial, y pérdida de la convergencia del ojo, que es un receptor postural primordial, y por tanto alterará la postura estática del cuerpo.
Por eso, cuando se cambia algo en la boca es muy importante no alterar la posición de equilibrio mandibular, para lo cual no se debe mirar sólo a las arcadas dentarias.

Si se alteran los receptores posturales más importantes (ojo y pie) se crea una adaptación postural negativa que generará patología postural si no se corrige. Esto sucede pasado mucho tiempo, principalmente después de los 40 años, que es cuando se comienza a perder la compensación y aparecen los síntomas. Por ello es muy importante preparar al profesional sobre las alteraciones en las que se puede intervenir de forma preventiva ya desde la edad infantil, dado que durante el crecimiento es donde se producen los bloqueos más importantes de los receptores posturales y del sistema masticatorio, que muchas veces es causante de la patología postural y en otras es víctima de ella.

La Posturología es una disciplina reciente, pero que ya lleva más de 70 años estudiándose. La escuela francesa fue la que desarrolló los primeros estudios clínicos y científicos, aunque no se han difundido lo suficiente ni en el ambiente médico ni a los pacientes. Es en los últimos 30 años cuando está teniendo mayor auge. El estado de salud de la postura es un buen indicador sobre la salud en general; pues cuando el cuerpo está en equilibrio postural todos sus órganos y sistemas funcionan bien y viceversa.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal